Última actualización sábado 24 de junio de 2017
Masajes tántricos como una nueva dimensión del sexo - www.escortpormadrid.com

El masaje erótico es una experiencia que todo el mundo debería probar al menos una vez en la vida, ya que te ayudará a mejorar tu libido y conocer mejor tu mundo interior.

No hay nada mejor que el contacto físico a través de las caricias para conocer mejor y acercarnos a nuestra pareja, aumentar la pasión y llevar la relación a un nivel superior.

La particularidad de un masaje erótico frente a uno normal es, precisamente, que está orientado a aumentar la excitación de ambos miembros de la pareja, con el objetivo de terminar con un encuentro sexual y que éste sea especialmente placentero para ambos.

Esta es una modalidad sexual que mucha gente deja de lado, al no entrar en la categoría de sexo “per se”, pero bien vale la pena tomarse un momento para profundizar, indagar y explorar las partes más secretas de tu amante con suaves caricias que os pongan a 100 a los dos y os preparen para una posterior sesión de sexo del bueno.

Realizar un buen masaje erótico es todo un arte, y se necesitan años de experiencia para perfeccionar una técnica que tantas alegrías da. No te preocupes porque entre nuestras escorts encontrarás una buena cantidad de expertas en masajes eróticos.

Chicas que saben que en la delicadeza está el gusto, y que recorrerán tu cuerpo de una manera deliciosa, poco a poco y sin prisa para que puedas disfrutar de todas y cada una de sus partes de manera que no te pierdas ninguno de los placeres que el amplio mundo del sexo puede ofrecerte.

Hacer un masaje erótico profesional

Los masajes eróticos comienzan con una primera parte en la que la duración suele ser entre unos 30 o 60 minutos dependiendo de la opción que hayamos escogido. La masajista trabajará de forma delicada y ejerciendo poca presión. Poco a poco, ira acercándose cada vez más a la zona de los glúteos y el perineo, que son las más erógenas del organismo.

Cuando note que tu excitación es elevada, te pedirá que te des la vuelta y te preguntará si quieres continuar. En el caso de que aceptes, pasara a estimular tu órgano sexual de forma manual hasta que te lleve hasta el orgasmo más espectacular que hayas sentido jamás. Mientras tanto, lo único que debes hacer es relajarte, concentrarte en ti mismo y disfrutar de esta sensación tan especial.

Puedes elegir un masaje erótico realizado mediante besos y caricias por una de nuestras escorts de lujo o puedes decantarte por un auténtico masaje relajante dado por una de nuestras profesionales tituladas en fisioterapia que además te otorgará el más feliz de los finales, un increíble orgasmo.

Este tipo de masaje preparará tu cuerpo para el placer y la excitación. Relaja los músculos, disipa tensiones, calma los nervios, serena la mente y ayuda a olvidar las preocupaciones, facilitándote que te abandones a las sensaciones placenteras que recorrerán tu cuerpo palmo a palmo.

Las manos de nuestras escorts no sólo trasmiten bienestar físico, sino que derraman sobre tu piel, ternura, cariño, cuidado y deseo. En medio de este mar de sensaciones puedes entender por qué es tan relajante, porqué todo el cuerpo siente, llegando a olvidar por unas horas el mundo exterior.

Un masaje erótico puede ser el complemento perfecto a cualquier otro de los servicios ofrecidos por nuestras chicas, el mejor de los preliminares a una noche de sexo fogoso en la que, tras el masaje, puedas disfrutar de un francés natural, por ejemplo.

Objetivos del masaje erótico

El principal objetivo de los masajes eróticos profesionales es llegar al orgasmo de una forma distinta o preparar al cuerpo para disfrutar más del sexo. Es una sensación totalmente diferente a la que conseguimos con el sexo normal o de penetración, ya que todo sucede de manera más pausada y concienzuda. Nuestra masajista avanzará poco a poco e irá consiguiendo que tu placer vaya en aumento de una manera gradual, toda una sensación única.

Nuestras escorts saben llevarte hasta las cotas más altas de placer, no sólo masajeando todo tu cuerpo con las manos, sino mediante sus pies, si te atrae ese fetiche, sus piernas e incluso sus pechos… Todo su cuerpo se convertirá en la herramienta perfecta para darte placer.

Una vez llegados al punto álgido, el masaje del pene, es fundamental usar lubricación. Utilizará un aceite suave como el de almendras, que es un hidratante ideal que le dará suavidad a tus movimientos haciendo de la experiencia un cúmulo de sensaciones increíbles para ti.

Para este masaje hay que usar las dos manos, con movimientos ascendentes y descendentes pero realizados de una forma suave, no hay prisa. Una de sus manos masajeará tus testículos, escroto y perineo, mientras que la otra lo hará con el pene desde la base hasta el glande, siempre manteniendo el ritmo y usando las manos completas, deberá tomar el pene y la zona de los testículos con toda la palma de la mano, con suavidad pero con firmeza al mismo tiempo.

No es raro que llegado a este punto, el masaje se convierta en un francés, que puede ser natural y hasta el final, ya que en ese momento la excitación será tan grande y ambos estaréis disfrutando tanto que cualquier cosa puede pasar. ¿Te lo vas a perder?

Mira la selección de escorts especializadas en masaje erótico que hemos agrupado para ti en esta página. Disfruta de ésta espectacular experiencia con una de nuestras profesionales y te aseguramos que no te arrepentirás. Te quedarás sin habla, y es que no hay nada que pueda compararse a esta experiencia.

Si te gustan los masajes eróticos también te puede interesar

Masajes tántricos

 

Striptease privado