Footjob con Escorts

Hay muchos hombres que saben apreciar la belleza de los pies de una bonita mujer, los pies femeninos y que se sienten atraídos por ellos, incluso muchos sienten excitación sexual.

Hay quienes sienten una total excitación con tan solo mirar unos bonitos y bien arreglados pies femeninos.

Para estos hombres amantes de los pies femeninos, una experiencia morbosa, lujuriosa y repleta de placer consiste en  poner esos pies en contacto con sus genitales. De esta forma obtienen un placer física además de un placer visual.

Así nace la práctica del footjob en Madrid y el servicio que ofrecen las escorts de lujo en Madrid llamado fetichismo de pie o en su termino en inglés, footjob.

¿Qué ofrece una escort con footjob Madrid?

Las escorts de nuestra agencia que ofrecen a los clientes el servicio de footjob en Madrid lo que ofrecen es usar sus bonitos y cuidados pies para masturbar a su amante utilizando posturas en las que sus pies estén siempre a la vista del hombre.

Masturbar con los pies es similar a hacerlo con las manos, no conlleva ningún riesgo de salud para ninguno de los dos.

Si aun no lo has probado deberías hacerlo, te va a encantar la sensación, es una experiencia distinta a todas. Te gustará.

¿Por qué excita la práctica del footjob?

No es necesario que seas un experto fetichista de los pies femeninos para que puedas experimentar placer practicando el footjob.

Muchos hombres admiran unos bonitos pies femeninos y saben apreciar su belleza.  Si sabes combinar esta admiración con una buena estimulación sexual, el conjunto puede resultar muy excitante, además de ser una excitación distinta de las que estás acostumbrado a tener, por lo que la novedad también se agradece.

Las escorts en Madrid de nuestra agencia que ofrecen este servicio de footjob son mujeres que cuidan mucho sus pies. Cuidan de no tener pieles secas ni durezas y los mantienen siempre limpios. Unos pies de mujer bien cuidados con las uñas bien recortadas y pintadas son muy atractivos.  Y nuestras escorts lo saben y se los cuidan.

Para comenzar un buen footjob  es importante hacer, igual que en cualquier otra práctica sexual, unos buenos preliminares. En este caso consiste en excitar al hombres con los pies a base de acariciar con estos diferentes partes de su cuerpo, pasarle los pies por sus piernas, sus pechos y pezones, su cara y su boca, etc… para terminar acercándolos poco a poco a sus genitales.