En el artículo de hoy vamos a ver si eres una persona que es adicta al lujo. Hay muchas personas que lo son y que no se dan cuenta ni reciben ayuda.

No creemos que entre nuestros y nuestras lectoras y clientes haya algún caso como el de Pamela Anderson que por forrar el suelo de su piscina con diamantes se quede sin un duro o el de muchas estrellas americanas del deporte que ganan millones y se quedan sin nada. Esto, básicamente no lo consideramos como adicción al lujo sino más bien pirada de pinza, pérdida de la realidad, malas influencias porque la gente que te rodea te aconseja mal, se aprovecha de ti, etc.

¿Cómo saber si eres adicto al lujo?

Escorts de lujo de SevillaHay gente que es adicta al lujo pero de forma sana. Por ejemplo, hay gente que le encantan las tecnologías y ahorran y ahorran para comprarse el primer día que sale a la venta, la nueva videoconsola o el nuevo teléfono. Estos artículos no son de primera necesidad y ni si quiera son acordes a su salario, puesto que se tienen que dejar todo el sueldo de un mes o más de la mitad en dichos artículos; por lo tanto son artículos de lujo.

Un artículo de lujo no es aquel que cuesta millones, sino aquel que en condiciones normales no te puedes permitir. Por eso, para un millonario un artículo de lujo es comprarse un yate que solo va a usar un par de veces al año y para una persona trabajadora con un salario normal, un artículo de lujo puede ser irse al caribe una vez al año o contratar una escort de lujo cuatro o cinco veces al año.

Como puedes ver, una escort de lujo (lo dice su nombre) es un servicio de lujo pero su valor, depende de para qué, oscila entre pocos cientos de euros y quizás algún mil si se va a lo más caro y sigue siendo de lujo cuando dista mucho de pagar cien mil euros por un disco de vinilo de los Beattles o de irse a un safari por África.

¿Ser adicto al lujo es malo?

Escorts de lujo para ejecutivos en SevillaComo bien has podido comprobar con lo que va de artículo, puede ser malo y puede ser bueno. Si dejas que el lujo se apodere de tus finanzas y te lleve a la quiebra, ¡claro que es malo! Y te recomendamos que pidas ayuda a un psicólogo y busques a alguien de confianza para que se ocupe de tus cuentas mientras tratas tu problema. Mejor reconocerlo que volverte pobre.

Pero hay casos en los que el lujo es positivo. Para ello tienes que ser una persona con autocontrol. Los coleccionistas, la gente que va a subastas, los apasionados de las tecnologías… todos en mayor o menor medida tienen una pequeña adicción al lujo al tener artículos que, en teoría están por encima de sus posibilidades, pero ellos llevan bien sus finanzas, controlan sus gastos y sobre todo ahorran para disfrutar de lo que más les gusta.

¿Crees que eres adicto a las escorts de lujo? Es fácil de comprobarlo, sólo tienes que mirar tus finanzas, ver si la adicción te está llevando a la quiebra y, si es el caso, debes de resolver el problema. Quizás esto se aleja de nuestros intereses puramente empresariales, pero… ¿De qué nos sirve a nosotros que un cliente nuestro en medio año se arruine gastándose diez mil euros es nuestras escorts de lujo, si luego se arruina? Los buenos clientes, son aquellos constantes y con buenas finanzas. Por ello te animamos a que mires tus cuentas y a que las pongas al día.

Otro punto de vista sobre si eres adicto a las escorts o al sexo de lujo

El sexo de lujo ya no es solo una industria sino que, partiendo de qué escorts de lujo uno pide y qué hábitos tiene, podría averiguar su perfil casi psico-sexual, aunque, como toda estadística, la generalización forma parte del contenido. ¿Cuáles son los perfiles sexuales de lujo? Un tipo de consumidor es el hedonista. No hay que definirlos mucho para imaginar cuáles son sus cualidades. Podemos decir que se trata de un perfil de cliente que necesita mostrar claramente la cantidad económica que está dispuesta a gastarse, que necesita el mejor lujo para vivir, para diferenciar su estatus.

La ostentación, la exageración y la visibilidad son las principales características que busca en las damas de lujo. Además, toman las riendas en las relaciones sexuales, aunque siempre bajo su nivel social, y quieren buscar aprobación por parte de sus chicas de compañía. Otro tipo es el omnívoro, que es aquel perfil es aquel que lo quiere todo. Para el todas las escorts de lujo son especiales, las quiere todas, desea probarlas una a una para desatar toda su pasión… Tiene cierta obsesión compulsiva irracional que conduce al individuo a lanzarse a por nuevas chicas, para no cansarse en una rutina amenazante. Busca el lujo, el glamour, pero siempre busca cosas  nuevas, cosas que le hagan sentir realmente rico y renovado en el día a día.

Debes de saber que las escorts de lujo se distinguen y se diferencian de las demás por su apariencia lujosa, su belleza física, su educación, sus modales y su cultura, los cuales son excelentes en cualquier ámbito social. Todo ello, convierte a las chicas de compañía, chicas muy solicitadas entre la gente de la calle, las parejas, entre personas de altos ingresos y entre empresas corporativas.

Además, nuestra satisfacción a la hora de ofrecer estos servicios reside en ofrecer a nuestros clientes un servicio de calidad, confianza y seguridad a través del tiempo. Unos servicios de lujo que dejarán sorprendidos a nuestras y nuestros clientes, para que quieran repetir siempre con control y con cuidado de no arruinarse. Ya que la salud financiera de nuestros clientes es algo muy importante para nosotros.

Espero que después de leer este artículo podáis tener una idea de si sois adictos al lujo de buena categoría o de mala. Y, si eres de ésta última, esperamos que le pongas remedio. Confiamos en ti.

¿Qué te ha parecido? Coméntanos tu opinión.>

Los comentarios no son para pedir cita. Pide cita por teléfono: +34 91 141 34 55

Your email address will not be published.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.