¿Qué tienen en común estas palabras? O mejor dicho, ¿por qué las relacionamos en este articulo? Pues muy sencillo, porque son dos palabras muy importantes en el ámbito del sexo. La provocación antes del sexo y del orgasmo y el relax para después. Por ello, hoy vamos a hablar un poquito sobre estos temas tan interesantes.

Provocación¿Cómo te provocará una escort para que acabes relajado y exhausto tras el sexo?

Hay multitud de formas incluso cuando se cree que los hombres somos muy fáciles de excitar. Aún así, ¡claro que nos gusta!

Por ejemplo, si no van directamente a hacernos sexo oral y acarician con cuidado los genitales, al chico le encantará. El estímulo de esta parte de la anatomía masculina puede hacerlos ver estrellas antes de de llegar al orgasmo. Las terminaciones nerviosas de los pliegues de los testículos los estimulan y excitan con un roce delicado haciendo círculos o de arriba hacia abajo. Aunque a nosotros nos gustan los pechos de las mujeres, masajear los nuestros también es muy relajante. El pezón es otra área sensible en nosotros, no solo en ellas. Gran parte de nuestra hombría se refleja en nuestros músculos y si se tocan con sensualidad a manera de admiración, nuestro ego subirá, así como las ganas de follárnosla.

¿Quién dice que no coman también sobre nuestro cuerpo? Los labios de una mujer son muy sensuales para nosotros, que jueguen por cualquier lado, lamiendo lo que sea es fascinante. Y si los usa mientras baila sobre nosotros… ¿Te imaginas a una escort perfecta meneando su culito, restregándote y mostrándote sus pechos? Mmmmm.

Hay otros juegos más sutiles de provocación pero que son igual de útiles como por ejemplo, las miradas o morderte un labio. De hecho, si las combinan pueden levantar los ánimos de cualquier hombre. También si estas en una cena y, por debajo de la mesa, te acercan los pies y comienzan a acariciártela… Uuffff. Eso es magnífico.

Por cierto, a quien no se gusta ver a una mujer salir de la ducha. Una sola voz y, aunque la toalla esté allí, iremos encantados a ayudarte a salir de ella. El pelo húmedo da un toque muy erótico a una mujer aunque a muchas no les guste tenerlo mojado. ¡Sus motivos tendrán! Pero nos encanta. Y si antes de que la tapemos con la toalla nos deja que miremos su cuerpo húmedo… ¡eso sí que es provocación!

Y ya que estamos en el siglo de la tecnología, ¿qué habéis pensado cuando recibes un mensaje o whatsapp muy, muy sucio e inesperado? Sé que es lo que estás pensado, eso no es provocar, es poner a uno a mil por hora. Eso sí, si nos dejan boquiabiertos mientras trabajamos, a la vuelta…

RelaxProvocación mientras se tiene sexo, innovación en posturas por parte de nuestras escorts de Sevilla.

Hablaremos de dos posturas, del misionero y del perrito. Unos comentarios para que veas como nuestras escorts pueden sorprenderte. Esto solo es para abrir apetito.

El misionero es una de las posturas clásica del Kamasutra, pero para sorprenderte se pueden hacer unas modificaciones para convertirlo en algo nuevo y explosivo. Contigo haciéndoselo encima del cuerpazo de nuestra escort, ella junta despacito las piernas mientras tú la penetras, de tal forma que sus finas y largas piernas queden encerradas entre las tuyas. De este modo tú rozarás su clítoris con mayor intensidad y te facilitará el orgasmo ya que ella, al apretar la vagina, aprisiona tu miembro y así roza más. Más roce, es más placer.

Respecto la postura del perrito, la segunda postura favorita entre los hombres, tiene un truco que lo convertirá en una maravilla para ambos. Hay que empezar en la postura del perrito clásica, pero si ella agacha el torso hasta que su cabeza se apoye sobre uno de sus brazos, ella estará más relajada y le quedará libre la otra mano para agarrar la base de su pene mientras la penetra o para acariciarte los testículos.

Asimismo, la presión de tu polla sobre la cara posterior de su vagina provoca cierta estimulación anal que a nuestras escorts les encantan.

¿Qué te ha parecido? Coméntanos tu opinión.>

Los comentarios no son para pedir cita. Pide cita por teléfono: +34 91 141 34 55

Your email address will not be published.